Entradas con la etiqueta ‘decoracion con almohadones’

Almohadón floral para no extrañar la primavera

La época invernal nos hace extrañar un poco el calor y la primavera, por eso en esta oportunidad les traemos un almohadón estampado con flores. A diferencia del almohadón impreso con elefantes que comentamos en un post anterior, éste se realizó con una tela estampada.

Como ya comentamos en varias oportunidades, la idea es que combinen los almohadones con los distintos ambientes y que, a medida que cambian las estaciones, también renueven la decoración del hogar aplicando diferentes y pequeños cambios que pueden estar dados de elementos como los almohadones. Si bien el estampado que presentamos aquí es floral y nos puede traer alguna reminiscencia de la primavera (algo totalmente válido) la idea es que al tener un fondo predominante en un color frío (verde) puedan utilizarlo en invierno y combinarlo con la decoración que habitualmente utilizan en esa época. ¿Que les parece? Yo regalé este almohadón a una persona que tiene un sillón (individual) en color negro y la combinación y contraste de colores aportó mucha luz y una ruptura que, crease o no, aportó bastante calidez.

La clave está en probar, intentar, y pensar de formas no convencionales ya que a veces es cuestión dejar de lado algunos prejuicios y  juntar ambos elementos para ver el resultado final.

Almohadones de chenille

El chenille es una tela que, dependiendo del estampado que tenga, o de la combinación de colores que se le de, son un poco difíciles de adaptar a los diferentes ambientes. Sin embargo, el chenille es una tela muy noble para realizar almohadones. En este caso, confeccionamos unos almohadones en un chenille que tiene un trabajo de arabescos. 
Posiblemente, a primera impresión crea que no pueden combinar con su ambiente… nosotros cuando vimos la tela nos costó un ratito verle forma de almohadón, pero les aseguro que con la combinación de colores adecuados son un must!

Por el contraste que tienen de colores, son almohadones que quedan muy bien en los sillones de colores claros, tipo nude, camel, marfil, preferentemente si son de 2 o 3 cuerpos. Los arabescos que tienen son bastante intensos, pero con el fondo de los sillones lisos en colores claros y neutros, dan una tonalidad muy buena.
Lo mismo ocurre si se los quiere colocar sobre la cama, sobre un edredón o acolchado en colores claros. Sugerimos no colocarlos sobre piezas oscuras ya que el marrón predominante de la base del almohadón estaria apagándose mucho y realizando una combinación que no seria favorable para el ambiente.

Es una alternativa bien diferente, ideal para los ambientes temáticos o para las salas que muchas veces suelen armarse con almohadones en el piso. Como les decia anteriormente, el chenille es un material muy noble y resistente para la confección de almohadones por lo que le auguramos una larga vida de uso y abuso.

Almohadon con recortes y amor

Volvemos a mostrar almohadones con telas super puestas para darles otras opciones, aunque ya conocidas.  Esta vez tenemos un almohadón de base rayada, con un tamaño rectangular y un poco menor al que habitualmente utilizamos. Con recortes está realizado el corazón que ocupa 3/4 partes del almohadón,  el detalle que llama la atención y que le aporta originalidad es sin dudas las palabra “LOVE”.

En la foto (y a la distancia) parece que las letras estás escritas sobre el almohadón, pero el truco es que las letras son pintadas sobre tela y luego son incorporadas al almohadón para formar la pieza final. Un toque romántico y original para estos nuevos almohadones que incorporamos.

Almohadones buho

Hace poco trajimos unos almohadones que, con recortes se convirtieron en unos originales almohadones infantiles de buho. En este caso, los almohadones tienen en sí la forma de buho. El trabajo terminado es realmente asombroso, y hace creer que el tiempo invertido en su realización es mucho más. El secreto, como siempre, es que al momento de empezar se tengan todos los materiales a mano. En el modelo que se muestra en la foto, se utilizan dos tipos diferentes de tela y “pañolenci” para los detalles como ojos y pico. Se utilizará tambien hilo de coser, pegamento y tijera de picos.

Lo más importante de este almohadón buho es la forma, por lo que se deberá dibujar un circulo (del tamaño que se desee el almohadón) en un papel, y luego se le quitará al extremo superior una media circunsferencia para hacer la forma que marcará después a las orejas. Ese semicirculo puede realizarce con un vaso, la parte de atrás de una botella, o la tapa de un desodorante, todo dependerá del tamaño del almohadón que estén confeccionando. Una vez que ya tienen el molde con la forma adecuada, van a traspasarlo a la tela… y listo!

En este caso, como la parte superior del buho tiene una tela y la inferior otra, lo que debemos hacer al momento de recortar la tela es doblar el molde de papel a la mitad, de manera que la parte de la cabeza la hacemos en una tela y la parte del cuerpo la hacemos en otra. Es muy simple. Luego se corta una tira de tela con la tijera de picos (puede ser tambien pañolenci) y con pegamento se tapa la costura de la unión entre el cuerpo y la cabeza del buho.

Ya a esta altura tenemos el cuerpo del buho armado y cosido. Podemos dejar una pequeña abertura con cierre para quitar el relleno para lavar, pero por lo general en este tipo de almohadones el lavado es más trabajoso y hay que des-coserlo cada vez que se lava. Una buena opción es dejar una pequeña abertura justo en la unión posterior entre el cuerpo y la cabeza del buho y después cubrirlo con la tela de recortada en forma de picos. La parte de atrás, o posterior del almohadon puede realizarse toda en una misma tela, o simplemente seguir la combinación de ambas telas que se utilizó en el frente. Hay quienes prefieren también colocarle los detalles de ojos y pico, como para hacer un doble frente, y hay quienes lo dejan sin esos detalles simulando la parte posterior del buho.

Una vez que tenemos resuelto el cuerpo del almohadon recortamos en tela (o pañolenci) los ojos, picos y demás detalles que se deseen para decoración, se utiliza pegamento para unir estas piezas al almohadón… y listo!! tenemos un lindo almohadon buho para decorar un cuarto infantil

Almohadon simple y llamativo

Anteriormente, vimos un ejemplo de Almohadon Psicodelico, muchas veces, teniendo una linda tela resolvemos un lindo almohadon. En este caso, lo interesante es el contraste de colores entre los círculos “psicodelicos” y el fondo oscuro. Es un almohadon que puede ir muy bien en un cuarto adolescente, incluso para varones, ya que los llamativos colores y el fondo oscuro lo hacen unisex.

En la foto no se puede ver, pero en la base del almohadon hay un cierre “invisible” que ocupa todo el lado del almohadon, que lo hacen ideal para poder lavarlo.

Excepto las telas que son muy simples o resistentes, se recomienda que el lavado de las fundas de almohadones sea a mano. En este caso, la tela es bastante delicada y ponerlo en la maquina de lavar seria una opción segura para deformar la funda del almohadon.

Espero que les guste esta nueva propuesta!

Un ambiente colorido

Una manera muy práctica y divertida de decorar un play room, un patio, o un lugar de juegos para niños es comprar sillas y mesa de madera pintadas de blanco y darles un toque de color con almohadones. Como se puede apreciar en la foto, se ha jugado no solo con los colores de los almohadones sino también con los estampados.

No necesariamente tienen que ser para niños, les aseguro que las sillas y la mesa (si las combinamos con individuales al tono) toman vida y mucho color. Sabemos que al momento de darle una “refrescadita” a la casa o un detalle especial, se busca obtener más por menor precio. Este tipo de sillas y mesas son muy económicos, incluso si tienen espacio aireado como terraza o patio, pueden pintarlas ustedes mismo!! Y con algunos retazos de telas sobrantes o un par de metros, pueden hacer unos almohadones geniales y super divertidos.

Los invitamos a probar esta opción y contarnos sus alternativas!