Almohadon para guitarreada

Los almohadones son un accesorio que no puede faltar en las habitaciones. Además de ser decorativos y llamativos, son muy útiles para complementar con la almohada, para descansar viendo televisión o para sentarse en el piso.

Como vimos en varias oportunidades, los almohadones en los cuartos infantiles realmente pueden ser el centro de atención y resolver en buena medida ( o complementar)  el tema de la decoración. Pusimos a prueba nuestra creatividad buscando más opciones para ustedes y nos encontramos con una idea super original y que, ya probamos, a los niños les encanta!

Los almohadones temáticos son una fórmula infalible, sobre todo porque dentro de un cuarto se puede tener más de un almohadon, completando una colección que será admirada por más de un niño y un padre. Los almohadones con formas de instrumentos musicales no solo les servirán como apoyo para descansar o mirar televisión sino también para jugar; por el tamaño que tienen, quedan como una guitarra real para un niño de aproximadamente 4 o 5 años. A las niñas también les gustan jugar con este tipo de almohadones, aunque para ellas se pueden optar por temáticas tipo flores, estrellas o muñecas en el mismo tamaño.

En caso de querer almohadones temáticos para la habitación de un bebe o niños muy pequeños, también se pueden trabajar con almohadones en formas de animales, que suelen llamarles la atención y también les son utiles para jugar.

Almohadon al crochet colorido

Para variar un poco la versión y textura de los almohadones que les venimos presentando, estuvimos pensando en que opciones nuevas podemos traer… y claro… nos acordamos de los almohadones al crochet! La idea no es enseñarles a tejer con crochet (o con ganchillo como dicen nuestros lectores españoles) sino que vamos a traerle algunos modelos de los almohadones que tenemos, o las opciones en caso de que quieran almohadones similares o realizados bajo la misma técnica y estilo.

Con esta opción quisimos salir un poco de los almohadones al crochet tradicionales, esta versión tiene mucho más color, lo que asegura un alto impacto visual no sólo por la textura sino también por el contraste de colores.

Un datillo para aquellas que se animas a realizar estos almohadones en crochet, se tejen primero los cuadrados de colores, y luego se van superponiendo y cosiendo para formar el lado del almohadón.

Esta versión de almohadón al crochet tiene una sola cara realizada bajo la técnica del crochet y del otro lado se utilizó una tela simple y lisa. Con un poco más de tiempo, paciencia y dedicación, se puede hacer el almohadón íntegramente en crochet.

Almohadon soporte

Siguiendo la línea de los almohadones funcionales, queremos presentarles una novedad… aunque quizás para algunas madres no sea muy novedad sino aquello que estaban buscando y no encontraban.
El almohadón postural tiene varios usos, así como el almohadon para lactancia puede utilizarse para amamantar y colocar al bebe en él, este almohadon postural tiene diversas funciones. Para aquellas madres que quieran utilizarlo como complemento al momento de amamantar, este almohadón se coloca en la espalda y se pasan los costados hacia ambos lados del cuerpo. Basicamente la funcion que cumple este almohadon es brindar un mayor confort al momento del apoyo de la espalda para liberar tensiones y evitar las contracturas cervicales.

A su vez, es un almohadón que puede utilizarse para cubrir los barrales que se encuentran en las cabeceras de las cunas, cuando los niños son mayores a un año (antes de esa edad no debe ponerse almohadones o almohadas dentro de la cuna). De esta forma se evitan accidentes al cubrir los barrales ya que es habitual que cuando los niños comienzan a tener una mayor libertad de movimiento comiencen a explorar su cuna y muchas veces terminen atrapados entre los barrotes.

También es un almohadón que por su altura, apertura y estabilidad se puede utilizar afuera de la cuna y colocar en el piso, contra una pared, o resguardando algún mueble o elemento peligroso para evitar el contacto con el niño. La idea es que el almohadón actúe como soporte y pueda amortiguar el impacto o evitar el paso de un niño.

El material del almohadón es super suave, de manera que tanto para apoyar la espalda o para amortiguar los golpes del bebe, resulta cómodo, silencioso y tiene una alta durabilidad ya que puede lavarse en máquina de lavar sin perder su forma.

Almohadón floral para no extrañar la primavera

La época invernal nos hace extrañar un poco el calor y la primavera, por eso en esta oportunidad les traemos un almohadón estampado con flores. A diferencia del almohadón impreso con elefantes que comentamos en un post anterior, éste se realizó con una tela estampada.

Como ya comentamos en varias oportunidades, la idea es que combinen los almohadones con los distintos ambientes y que, a medida que cambian las estaciones, también renueven la decoración del hogar aplicando diferentes y pequeños cambios que pueden estar dados de elementos como los almohadones. Si bien el estampado que presentamos aquí es floral y nos puede traer alguna reminiscencia de la primavera (algo totalmente válido) la idea es que al tener un fondo predominante en un color frío (verde) puedan utilizarlo en invierno y combinarlo con la decoración que habitualmente utilizan en esa época. ¿Que les parece? Yo regalé este almohadón a una persona que tiene un sillón (individual) en color negro y la combinación y contraste de colores aportó mucha luz y una ruptura que, crease o no, aportó bastante calidez.

La clave está en probar, intentar, y pensar de formas no convencionales ya que a veces es cuestión dejar de lado algunos prejuicios y  juntar ambos elementos para ver el resultado final.

Almohadones de chenille

El chenille es una tela que, dependiendo del estampado que tenga, o de la combinación de colores que se le de, son un poco difíciles de adaptar a los diferentes ambientes. Sin embargo, el chenille es una tela muy noble para realizar almohadones. En este caso, confeccionamos unos almohadones en un chenille que tiene un trabajo de arabescos. 
Posiblemente, a primera impresión crea que no pueden combinar con su ambiente… nosotros cuando vimos la tela nos costó un ratito verle forma de almohadón, pero les aseguro que con la combinación de colores adecuados son un must!

Por el contraste que tienen de colores, son almohadones que quedan muy bien en los sillones de colores claros, tipo nude, camel, marfil, preferentemente si son de 2 o 3 cuerpos. Los arabescos que tienen son bastante intensos, pero con el fondo de los sillones lisos en colores claros y neutros, dan una tonalidad muy buena.
Lo mismo ocurre si se los quiere colocar sobre la cama, sobre un edredón o acolchado en colores claros. Sugerimos no colocarlos sobre piezas oscuras ya que el marrón predominante de la base del almohadón estaria apagándose mucho y realizando una combinación que no seria favorable para el ambiente.

Es una alternativa bien diferente, ideal para los ambientes temáticos o para las salas que muchas veces suelen armarse con almohadones en el piso. Como les decia anteriormente, el chenille es un material muy noble y resistente para la confección de almohadones por lo que le auguramos una larga vida de uso y abuso.

Almohadones para jugar

No puede faltar en nuestra sección de almohadones para bebes, los almohadones para jugar. Son esos almohadones que utilizan los bebes cuando comienzan a jugar en el piso pero aún no tienen mucha movilidad, generalmente se utilizan hasta el año… año y medio en algunos casos. Ya a partir de los 2 años, posiblemente este modelo quede chico y sea necesario algo más grande. Incluso este mismo modelo de almohadón se puede pensar en un tamaño mayor, como para contener al niño y a sus juguetes. Antes del año ya los bebes comienzan a sentarse y como no suelen tener muchas estabilidad, o la pierden a raíz de los propios juegos y movimientos que realizan, incorporamos en los bordes unos cabezales acolchados que hacen a la vez de petalos de flor y amortiguan algunas posibles caidas o golpecitos.

Incluso si los bebes no tienen mucha movilidad o aún no comienzan a pararse, esos mismos pétalos acolchados que tiene el almohadón harán de contención evitando que se salga de él, y proporcionando cierta sensación de “seguridad”.

Generalmente suele hacerse con una tela llamativa y de colores (e incluso dibujos como en la foto) en el centro, y los pétalos de diferentes, la combinación se realizó de esa manera pensando en la estética y en llamar la atención de los bebes con los colores. Sin embargo, también pueden confeccionarse de forma monocromática o simulando los colores y trazos reales de una flor (por ejemplo, el centro todo amarillo y todos los pétalos en un sólo color).

Como siempre, las variantes son diversas y al gusto del consumidor, siempre y cuando contemos con el tiempo necesario para confeccionarlo.

Almohadon con recortes y amor

Volvemos a mostrar almohadones con telas super puestas para darles otras opciones, aunque ya conocidas.  Esta vez tenemos un almohadón de base rayada, con un tamaño rectangular y un poco menor al que habitualmente utilizamos. Con recortes está realizado el corazón que ocupa 3/4 partes del almohadón,  el detalle que llama la atención y que le aporta originalidad es sin dudas las palabra “LOVE”.

En la foto (y a la distancia) parece que las letras estás escritas sobre el almohadón, pero el truco es que las letras son pintadas sobre tela y luego son incorporadas al almohadón para formar la pieza final. Un toque romántico y original para estos nuevos almohadones que incorporamos.

Almohadones de telas impresas

Hay algunos lugares donde venden telas impresas, que no es lo mismo que telas estampadas, con telas donde los dibujos tienen cierto relieve producto de la tinta que los imprime y generalmente tienen motivos diferentes a los de telas estampadas, suelen ser dibujos en serie o monogramas. Es habitual encontrarlas en lugares donde venden telas importadas. Nosotros, por supuesto, tenemos a nuestros prestigiosos proveedores así que (habitualmente) las conseguimos con facilidad y en motivos super variados.

Esta vez, la “dificultad” del almohadón esta dada por la tela y por la rapidez (o no) con la que se consigue. Si el país en el que estás no tiene mucha producción nacional y las importaciones están restringidas, esto puede convertirse en una verdadera odisea. En Argentina, esto pasa de vez en cuando, por lo que siempre es un misterio las telas con las que vamos a encontrarnos para hacer un almohadón.

El almohadón que se ve en la foto es simple, pero tiene perfectas terminaciones y la calidad de la tela hace que sea único y que de por si pase a ser una pieza de decoración que puede levantar cualquier sillón o edredón. El motivo en la secuencia son elefantes, pero lejos de verse como un almohadón infantil, le imprimen carácter y sobriedad al almohadón, algo que lo hace apto para regalar a hombres (dato importante!)

Almohadon cosido

Para quienes se están iniciando en el arte de la confección de almohadones, les traigo una propuesta simple y que hemos probado, queda bastante bien. La base que se utiliza en este caso es un almohadón de fondo liso, blanco, en tela de algodón, pero puede utilizarse cualquier tipo de tela o color que se desee, siempre y cuando luego los detalles que se realicen queden en contraste con el color elegido.

Como siempre, les recordamos que todo lo que son apliques, costuras y bordados de decoración se realizan antes de juntar los lados del almohadón. Con el punto cadena y un hilo en contraste, se cosió el nombre y como era para una recién nacida se colocaron apliques en alusión a la ocasión. En algunas mercerías ya venden estos apliques, sino pueden recortarlos ustedes mismos en paño. Como se puede apreciar en la foto los apliques tienen un pespunte realizado con un hilo de contraste, pero el “secreto” es que el pespunte está realizando solamente sobre la pieza y luego todo eso es pegado al almohadón; no está cosido directamente al almohadón; de esta manera se evitan frunces y pliegues indeseados y la terminación es mucho más prolija.

Este almohadón para principiantes no tiene cierres ni aberturas que permitan el lavado, por eso la costura de la unión está realizada con hilo de algodón en contraste con el tono del almohadón y realizado de forma “decorativa” (no recuerdo en este momento el nombre del punto que se utilizó)

¿Se animan a hacer este almohadón? De todas formas… en caso de que no quieran hacerlo ustedes, siempre estamos nosotros con nuestros almohadones super originales!

Almohadones buho

Hace poco trajimos unos almohadones que, con recortes se convirtieron en unos originales almohadones infantiles de buho. En este caso, los almohadones tienen en sí la forma de buho. El trabajo terminado es realmente asombroso, y hace creer que el tiempo invertido en su realización es mucho más. El secreto, como siempre, es que al momento de empezar se tengan todos los materiales a mano. En el modelo que se muestra en la foto, se utilizan dos tipos diferentes de tela y “pañolenci” para los detalles como ojos y pico. Se utilizará tambien hilo de coser, pegamento y tijera de picos.

Lo más importante de este almohadón buho es la forma, por lo que se deberá dibujar un circulo (del tamaño que se desee el almohadón) en un papel, y luego se le quitará al extremo superior una media circunsferencia para hacer la forma que marcará después a las orejas. Ese semicirculo puede realizarce con un vaso, la parte de atrás de una botella, o la tapa de un desodorante, todo dependerá del tamaño del almohadón que estén confeccionando. Una vez que ya tienen el molde con la forma adecuada, van a traspasarlo a la tela… y listo!

En este caso, como la parte superior del buho tiene una tela y la inferior otra, lo que debemos hacer al momento de recortar la tela es doblar el molde de papel a la mitad, de manera que la parte de la cabeza la hacemos en una tela y la parte del cuerpo la hacemos en otra. Es muy simple. Luego se corta una tira de tela con la tijera de picos (puede ser tambien pañolenci) y con pegamento se tapa la costura de la unión entre el cuerpo y la cabeza del buho.

Ya a esta altura tenemos el cuerpo del buho armado y cosido. Podemos dejar una pequeña abertura con cierre para quitar el relleno para lavar, pero por lo general en este tipo de almohadones el lavado es más trabajoso y hay que des-coserlo cada vez que se lava. Una buena opción es dejar una pequeña abertura justo en la unión posterior entre el cuerpo y la cabeza del buho y después cubrirlo con la tela de recortada en forma de picos. La parte de atrás, o posterior del almohadon puede realizarse toda en una misma tela, o simplemente seguir la combinación de ambas telas que se utilizó en el frente. Hay quienes prefieren también colocarle los detalles de ojos y pico, como para hacer un doble frente, y hay quienes lo dejan sin esos detalles simulando la parte posterior del buho.

Una vez que tenemos resuelto el cuerpo del almohadon recortamos en tela (o pañolenci) los ojos, picos y demás detalles que se deseen para decoración, se utiliza pegamento para unir estas piezas al almohadón… y listo!! tenemos un lindo almohadon buho para decorar un cuarto infantil